Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) decidieron no reincorporarse a los trabajos del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), que ayer ya sesionó con la presencia de siete de los 10 partidos que contienden en esta elección, al reintegrarse PAN, Movimiento Ciudadano, Partido Humanista y Encuentro Social.

Aunque el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, dijo que mantiene el diálogo con todos los partidos, ayer el representante de Morena, Horacio Duarte, señaló que no se han cumplido las 15 demandas planteadas e inclusive la carta abierta emitida el sábado no les llegó y contiene un tono que no abona, “porque ahora resulta que somos una fuerza antidemocrática”.

Luego de que la oposición se levantó de manera unánime el pasado 25 de febrero, cuando la Unidad de Fiscalización dio por cerrado el caso Monex y un grupo mayoritario de consejeros frenó sanciones y medidas cautelares contra el Partido Verde, ayer ese bloque opositor se rompió.

Según el panista Francisco Gárate, no había acuerdo en mantener ese bloque porque fue una mera coincidencia que todos se levantaran de la mesa. Aseveró que su reincorporación es una decisión responsable y fue acordada con la dirigencia nacional de su partido, aunque el representante albiazul no estuvo acompañado del consejero titular del Poder Legislativo, Javier Corral, sino por el diputado Alfredo Botello.

Entrevistado antes de comenzar la sesión, el representante de Morena, Horacio Duarte, dijo que si bien la salida de Alfredo Cristalinas de la Unidad de Fiscalización ayuda, no se han resuelto las demás demandas y debiera haber mayores señales “que permitan reencauzar al INE a ser un órgano imparcial.

“Nosotros le planteamos 15 temas, hasta ahora se ha resuelto uno, el de Cristalinas, pero el asunto de la Comisión de Quejas, que resolvió bajar el spot de Morena en el que estamos llamando al voto, nos parece muy sospechoso, está tan mal hecho que cuando dan cuenta de quién impugnó, dicen que fue el propio Morena, y el Verde sigue impune”, refirió Duarte.

A su vez, ni PT ni PRD acudieron y, de acuerdo con perredistas consultados, no habrá reincorporación hasta que no haya respuesta a la carta con los 15 puntos planteados a Córdova.

Entre las exigencias están que los consejeros cesen las conductas tendientes a favorecer a PRI y PVEM, se cuestiona que la selección de consejeros locales en los OPLE haya favorecido perfiles cercanos al PRI, así como las pautas de radio y televisión que, consideran, van en detrimento de la prerrogativa de partidos y candidatos.

En tanto, al reincorporarse ayer al Consejo General, los cuatro partidos de oposición advirtieron que fue un “duro manotazo” que se puede repetir si no hay acciones contundentes para responder a las 15 demandas planteadas en materia de equidad.

El panista Francisco Gárate exigió que los consejeros “se corten el cordón umbilical” para que puedan actuar con absoluta independencia e imparcialidad.

Recordó que en una conversación con el ex presidente de la Suprema Corte Juan Silva, éste le preguntó cuál es la primera acción que debe tomar un ministro al asumir el cargo.

“Cuánta razón tiene el ministro Juan Silva Meza. La necesidad de que independientemente del partido por el cual hayan sido propuestos, al final fueron votados por todos y eso obliga a que se corten sin reservas los cordones umbilicales, porque lo que se necesita en esta mesa son consejeros que puedan actuar con absoluta independencia y ciertamente con sus visiones que enriquezcan esta mesa, pero que no se generen más condiciones de parcialidad”.

Dijo que no están satisfechos con las respuestas a sus demandas, pero Acción Nacional observa que “se va avanzando”.

En entrevista, Gárate dijo que el regreso del PAN no implica que hayan roto el bloque de los partidos opositores porque nunca hubo acuerdo, “hubo coincidencia” y cada quien es responsable de sus decisiones.

A su vez, el representante de Movimiento Ciudadano, Juan Miguel Castro, señaló que no van a permitir que quienes esperan quedarse con el país sean las únicas voces que se escuchen en el consejo, y si bien los 15 planteamientos hechos hace 10 días no se han cumplido, están conscientes de que su procesamiento requiere de tiempo, “pero puntualmente esperamos su solución, porque fueron el origen del problema”.
MILENIO