Pocket
Print Friendly, PDF & Email

17, nov.- A propósito de la deuda que ha sido el tema en los últimos días, es importante señalar no sólo a los ex gobernadores, sino a los diputados que en su momento contribuyeron al endeudamiento de Q. Roo, a los que se dicen representantes ciudadanos que heredaron un ingente lastre para el estado y sus habitantes.

 

Ni Mario Villanueva, Joaquín Hendricks, Félix González o Roberto Borge actuaron solos, para haber llegado a la deuda que hoy resiste Q. Roo, los ex mandatarios tuvieron un respaldo y  fue el de los diputados.

 

Sin el voto de estos, los catastróficos números que reflejan las finanzas de la entidad, y que tendrán que sortear las siguientes administraciones, no hubiera ocurrido.

 

Por lo tanto, no toda la responsabilidad recae en quienes antecedieron al gobernador, Carlos Joaquín González, sino en todos aquellos diputados que vieron por sus intereses, no por el de los ciudadanos y muchos menos por el bienestar económico de un Q. Roo próspero.

 

A los ex diputados no les repercute en nada la condición que representa la deuda a los quintanarrenses, ellos se beneficiaron con lo que pudieron, y no solo eso, los hemos visto repetir en cargos públicos y son hasta premiados en cada cambio de administración, están a la vista.

 

Los responsables son los congresos que están representados gracias al voto popular, por lo tanto si se habla de castigo  hay que ver más allá de un personaje.

 

Zuleika Cáceres

zulecaceres1@hotmail.com

Facebook: Zuleika Cáceres

Twitter: Zuleika_

www.revistaencontraste.com