Print Friendly, PDF & Email

1, diciembre.- La solicitud del diputado y presidente de la Gran Comisión en el Congreso de Q. Roo, Eduardo Martinez Arcila, para que el Fiscal General del Estado, Carlos Arturo Álvarez Escalera deje el cargo, ya tuvo respuesta.

 

La imperiosa necesidad del legislador parece no tener eco y el  Fiscal –cuyo delito fue ser designado por Roberto Borge- no renunciará porque los resultados los valorará la ciudadanía, aseguró.

 

En su momento, el gobernador Carlos Joaquín González también le dio un voto de confianza porque lo más importante era generar  seguridad a los quintanarroenses e incluso, el nombramiento iba más allá del tiempo.

 

Resulta entonces un poco contradictoria la postura del panista y su obstinada recomendación para que el Fiscal se vaya y tome el ejemplo de su entonces homólogo en Veracruz, cuando el mandatario estatal avaló y condicionó su permanencia en el cargo. ¿O será una consigna a través del Congreso?

 

Mientras los diputados se enfrascan en peticiones discordantes, los ciudadanos siguen a la espera de resultados fehacientes, y para eso de los procesos de investigación y denuncia bien podrían solicitar asesoría a la abogada y periodista Fabiola Cortés, en lugar de estar haciendo exhortos…

 

Inminente cierre

Aunque era predecible el cierre del periódico Respuesta con la llegada del nuevo gobierno,  lo lamentable es el número de trabajadores que permanecen en la incertidumbre. Algunas versiones giran en torno al cierre definitivo del rotativo y otras a un cambio de nombre, pero lo cierto es que más allá de los intereses y trances políticos, los sacrificados suelen ser aquellos que sin mirar un color o interés político cumplen fielmente su labor.

 

Hablando de mujeres   

¡Ver para creer¡ Como si no existieran prioridades en los gobiernos municipales y que a decir de los propios alcaldes atraviesan la peor de las crisis aunado a una serie de problemáticas que les dejaron sus antecesores, vemos a la presidenta municipal Cristina Torres sumándose al ridículo y absurdo  juego del “Mannequin Challege” o “Desafío Maniquí” una moda que consiste en grabar un vídeo con todos los protagonistas inmóviles.

La alcaldesa de Solidaridad debe tener mucho tiempo libre para estar al día con estas modas que no dejan ningún aporte a la sociedad ni al gobierno.