9, mayo.- Mary Hadad, ex funcionaria en la administración pública, ex diputada loca y federal, publicó en su cuenta de facebook su sentir como madre de un pequeño con necesidades especiales.

Mary Hadad deja muy claro el mensaje, para quienes así lo quieran entender, que los niños con alguna discapacidad no solo representan la más grande prueba de amor que un padre puede tener hacia sus hijos, sino que va más allá, se trata a humanizar a la sociedad.

Su mensaje dice así:
No hay nada, absolutamente nada en esta vida, que yo cambiaría para modificar tu existencia. Eres perfecto, único y maravilloso, como lo son todos los niños del mundo. Gracias a Dios que existen niños y niñas como tu, que nos enseñan a amar más la vida, que nos dan cátedra de fortaleza y fé, que nos humanizan más, que nos acercan más a la infancia y sus necesidades especiales. Yo se que tú, mi amado hijo, eres parte de un eslabón en la evolución hacia una humanidad más HUMANA! Me siento tan orgullosa de ti y de todos tus avances… como ahora que ya tienes mas fuerza en la espalda, que ya sonríes, que ya balbuceas, que comes más (¡mucho más!), que estás más vivaracho, que así como todos los niños, tienes tus propios tiempos y tu propia historia de desarrollo. Tu vas a tu paso, a tu condición especialmente maravillosa, los avances te cuestan el doble, hay que trabajar más arduo, pero no competimos con el reloj y no tenemos prisa de nada. Todas las mañanas me siento infinita y poderosa para luchar por ti y porque al igual que tus hermanos seas feliz e incluído plenamente en tu comunidad, porque tienes derecho, igual que todos tenemos ese derecho. Cada voz o acción que se oponga a nuestros sueños, a los sueños de todos los niños con necesidades especiales, merece más fuerza de todos para que no se retroceda ni un paso en el respeto a los derechos humanos, y seguir empujando fuerte, muy fuerte, para que hayan más campañas de sensibilización (que enseñen a quien no sabe), y más servicios de acceso a la inclusión total. Por lo pronto, desde que naciste, comenzamos aqui, en casa, contigo, siendo mejores padres para ti! Te amamos infinitamente!

Sirva pues a aquellos funcionarios que por su falta de sensibilidad no miden la magnitud de sus palabras.

Entrevoces