No fue una sesión sencilla, ni rápida. Los legisladores no podían someter a aprobación la propuesta para eliminar el fuero sin antes protagonizar un debate que marcaría la postura de sus respectivos partidos.

No es un secreto que el tema ha sido utilizado por la clase política de forma electorera, sin embargo el hecho de que por fin llegara a la mesa de discusión ya era un avance. El recinto legislativo se preparaba para un día histórico. Se trataba de aprobar reformas que permitieran igualdad de condiciones entre ciudadanos y servidores públicos.

Fueron 19 votos a favor del PAN, PRI, PRD, Nueva Alianza, Encuentro Social, MORENA y dos diputados independientes, y 2 en contra de los diputados del PVEM; previo a  la votación, cada uno externó  su postura, incluso hubo quienes se tomaron el tiempo para dar  “cátedra” a sus compañeros.

Fue el caso del  panista y presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila quien en su papel de líder trasnochado se dirigió a la bancada conformada por el PRI-PVEM para impartir una breve cátedra partidista.

“Hoy están en un momento histórico los diputados del PRI y del PVEM para reivindicarse,  para decirle a los ciudadanos que ya están mirando por el bien y están escuchando a la ciudadanía. Así como el gobernador del PRI en Yucatán que propuso esta iniciativa, también les digo es el momento para ustedes. Vamos bien, nos han apoyado para votar en las diferentes cuestiones de manera unánime,  incluso nos ayudaron a desmantelar el paquete de impunidad. Ustedes tienen una cita con la historia, está aquí y en este momento. Ayúdennos con sus votos para juntar los 17 y eliminar el fueron que tenemos los servidores públicos en la Constitución”.

Los diputados del PRI seguramente fueron felices con el consejo del panista.

No faltó Emiliano Ramos, del PRD, quien desde la tribuna exhortó a erradicar este privilegio a los servidores públicos. Pero no fue todo, expuso la forma en que la justicia fue utilizada en su contra cuando Roberto Borge era gobernador. “Me amenazaron con una orden de aprehensión. A muchos de nosotros nos tocó ser reprimidos, un servidor como cualquier ciudadano, derivado de un conflicto familiar, termine declarando en el MP”.

Un ligero regodeo se percibe en el rostro del perredista al hablar de Roberto Borge, como muchos otros que hoy lo saben recluido en un penal de Panamá. “Mi sorpresa fue que cuando empezamos a hacer cuestionamientos a las políticas y al gobierno de Roberto Borge, como el peor criminal se accionaron ordenes de aprehensión en mi contra, trataba el gobierno de acallar las críticas y cuestionamientos… todavía estoy en espera de que un juez dicte sentencia, confío y espero que la sentencia sea absolutoria, pero de lo que sí estoy convencido es que cuando llegue ese día no quiero gozar del privilegio del fuero que hace a unos quintanarroenses de primera y a otros de segunda, y sí eso es ser electorero, me declaro electorero”, dijo.

Llegó el turno del independiente Juan Carlos Pereyra. Con un relato afín al de su homólogo del sol azteca, detalló que las amenazas en su contra, por buscar una candidatura, fueron precisamente en el sexenio anterior, pero “al ciudadano no le interesa el show mediático si no los resultados”.

En medio de este debate en el que salieron a relucir los asuntos personales, hay quienes no pasan ni pasarán desapercibidos,  su penosa y pobre participación en tribuna les acompañará hasta el final. Es el caso de la diputada de MORENA, Silvia Vázquez  Pech, la misma que no es capaz de hilar una frase si no es con la ayuda de un escrito, aun así su tambaleo y su costumbre por cambiarle el nombre a los personajes, es ya una característica. “Actuemos ya.  La gente pide resultados… la eliminación del fuero es un reclamo ciudadano.  Q Roo no puede esperar a ver que resuelvan en la Suprema Corte leyes de otros estados… hoy se acabó la época de excesos, privilegios e impunidad que los quintanarroenses vivimos en la administración de Roberto Borges, gracias”, así con esas pausas y ese trastabilleo.

Casi al término de la discusión, la diputada del PRI, Leslie Hendricks, hizo uso de la tribuna para hacer algunas precisiones, en obvia respuesta a lo dicho por Martínez Arcila y compañía.

“Han sido muchos los indicios que ha dado nuestro partido (el PRI) en temas contra la corrupción, recordar que nuestro grupo parlamentario ha aprobado la eliminación de escoltas, privilegios que se otorgan a ex gobernadores, hemos estado a favor de los juicios políticos y hace patente la voluntad de eliminar el fuero.  Las  posturas personales no tienen que venir a marcar los trabajos de la legislatura, si tomamos las cuestiones personales para legislar no lo estaremos haciendo con la debida forma…no estamos poniendo el pie y nos manifestamos en contra de que se nos señale de no estar a favor”.

El PVEM que coordina José de la Peña, precisó que su partido votó a favor de la eliminación del fuero, en lo general, en lo particular y en el caso específico de los magistrados, dejó claro que no se pueden afectar las instituciones.

“No podemos dejar en indefensión a los magistrados que son los encargados de impartir justicia y que ahora  estarán más preocupados en defenderse de cualquier acción legal que incluso el propio crimen organizado  pueda generarle.

“Hay que tener las garantías de que las reformas que estamos aprobando, no nos la tumben con argumentos jurídicos y sólidos”.

Por Zuleika Cáceres