Cancún.-El joven que el pasado 10 de septiembre fue baleado en la Región 101, manzana 97, lote 02, perdió la vida este inicio de semana a consecuencia de las heridas sufridas en el pecho y abdomen. Es decir, permaneció 30 días hospitalizado.

Primeramente, instantes después del ataque, el muchacho de 26 años fue ingresado de emergencia a la clínica particular Quirúrgica del Sur, de la avenida José López Portillo, y dos días después fue trasladado al Hospital General de la Región 247, lugar donde este mediodía perdió la vida a consecuencia de las heridas.

Por este hecho, la Fiscalía General del Estado cambió el delito de lesiones por homicidio calificado.

JR