Resultó que en la revisión a las cajas de seguridad de First National Security, el caso del ex gobernador Roberto Borge no tenía relación.

Esta vez la información falseó y la especulación fue más allá de un asunto que en realidad tiene que ver con una investigación del narcotráfico y la delincuencia organizada.

Mientras la información crecía en torno al ex mandatario, autoridades se centraban en la revisión de chequeras, libretas, agendas, facturas y títulos de propiedad que puedan aportar indicios de actos criminales.

Miles de plásticos bancarios sin personalizar, joyas, relojes finos y fajos de billetes en dólares, fueron algunos de los elementos encontrados por agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en el cateo a las mil 500 cajas de seguridad alquiladas por la empresa First National Security.

Las tarjetas con logotipos de tiendas departamentales, así como de bancos nacionales carecen de número como de nombre del titular. Son las utilizadas por el crimen organizado para clonar, revela Milenio.

Si bien es cierto que en la lista de nombres y propietarios de dichas cajas de seguridad aparecen ex colaboradores de Borge Angulo, empresarios y políticos, hasta ahora la autoridad ha informado que el cateo se hizo por indicios y testimonios de que una red criminal de narcotraficantes y narcomenudistas utilizan las cajas para resguardar el producto de sus actividades.

Las oficinas de First National Security en Plaza América, se encuentran bajo resguardo judicial y con fuerte vigilancia de efectivos de la Marina Armada de México y Policía Federal.

El titular de la Seido, Israel Lira Salas, en entrevista con Joaquín López-Dóriga y José Cárdenas, dijo no poder dar detalles concretos del caso, pero MILENIO corroboró que el cateo no tiene que ver con el caso del ex gobernador Roberto Borge, sino con la investigación en curso contra Leticia Rodríguez, Doña Lety, líder del cártel de Cancún, y de su hijo Rafael, El Dover.

El tema dará mucho más, los resultados de las investigaciones determinará si hay políticos y autoridades coludidas con la delincuencia organizada, mientras tanto sería bueno no especular.

Por Zuleika Cáceres