Cancún, 12, noviembre.-Un fin de semana de terror vivió la ciudad de Cancún, cuando sicarios empistolados acabaron con la vida de ocho personas y dejaron muy mal heridas a tres más, entre ellas una mujer de 48 años. Las dos ejecuciones más dramáticas y aparatosas ocurrieron en lugares públicos, en presencia de varias personas.

Una fue en el popular bar Capricho Plus, de la Supermanzana 64, en pleno centro de la ciudad, cuando cerca de las cuatro de la madrugada de este sábado, hombres armados que llegaron a bordo de un taxi, dispararon a quemarropa contra el guardia de seguridad y una mujer que resultó lesionada del muslo derecho.

El hombre quedó tendido y sin vida en la entrada principal del burdel de mala muerte, mientras que la señora fue trasladada al Hospital General. La otra ejecución se registró en un paradero de autobuses de la Multiplaza del fraccionamiento Villas del Mar.

Sujetos armados que viajaban a bordo de un vehículo sedán tipo Corsa dispararon en repetidas ocasiones en contra de un hombre desconocido, a un costado de la gasolinera de las avenidas Los Tules y Kabah, a las cinco de la tarde de este sábado y en presencia de hombres y mujeres que esperaban su transporte o cargaban combustible en la estación.

Las otras muertes a balazos se registraron en la colonia El Jordán, el viernes a las 07:30 de la mañana; en la Región 94 (atrás de donde era el bar Las Brujas), a las ocho de la noche del viernes; en la Región 250, a las tres de madrugada; en el Hospital General, tras ser atacado el domingo pasado; en el fraccionamiento Prado Norte (Región 260), a las cuatro de la madrugada, del sábado, y en la Región 200, a las tres de la tarde de este domingo.

Por Javier Robles