Cancún.- Después de ofrecer una conferencia para empresarios quintanarroenses en un hotel de Cancún, el ex gobernador de Guanajuato y panista con 32 años de militancia, Carlos Medina Plascencia, se pronunció completamente a favor de la conformación del llamado “Frente Ciudadano por México”, pero aclaró que debe ser ciudadanizado y no controlado por partidos políticos.

El experimentado político, actual síndico en el Ayuntamiento de León, Guanajuato, insistió en repetidas ocasiones que la sociedad está harta de la política actual, refiriéndose a Andrés Manuel López Obrador como el representante del autoritarismo populista y a José Antonio Meade como el abanderado del sistema corrupto.

“Los partidos (PAN y PRD) tienen que entender que la dinámica política en el mundo está cambiando; no es una época de cambios, es un cambio de época en donde los ciudadanos se empoderan y tienen que co-gobernar. En ese sentido va el gran reto para México, porque ya no es opción el autoritarismo populista ni tampoco es opción el sistema de corrupción que ha lacerado tanto al país… ojalá que se concrete con éxito el Frete Ciudadano, tanto en el proceso de formación como en la medida que tienen que llevar a acabo la elección de candidato”.

Destacó que se está poniendo en riesgo la conformación del Frente Ciudadano con la imposición de Miguel Ángel Mancera por parte del PRD, y de Ricardo Anaya por parte del PAN, porque en esta ocasión se trata de lo que elijan los ciudadanos, y no de cuotas de partidos políticos. Informó también que recientemente entregó una carta firmada por ciudadanos y panistas distinguidos en la que proponen como candidato al senador, Juan Carlos Romero, ex gobernador de Guanajuato.

En otro tenor, el también líder empresarial desaprobó la iniciativa de Ley de Seguridad Interior que ahora se encuentra en el Senado de la República, pero también aceptó que el modelo de seguridad no ha funcionado, tanto en los gobiernos panistas como priistas. “En el ámbito civil las policías preventivas deben de prevalecer. Yo no comparto el mando único, yo no comparto esa ley como está, y ojalá que el Senado no la apruebe”.

Por Javier Robles