La inacción de Perla frente a la crisis

0
289

En la “Isla de las Golondrinas” la autoridad municipal brilla por su ausencia.

Desde hace varios días Cozumel, junto con otros destinos turísticos de la Zona Norte, resintieron los estragos de la alerta de seguridad emitida por el gobierno de Estados Unidos, donde prohíbe a los empleados usar los ferries de la ruta Cozumel-Playa del Carmen, y a la que posteriormente se sumaron las de Canadá y Gran Bretaña.

Frente a la situación,  autoridades federales y estatales, así como empresarios cozumeleños, tomaron cartas en el asunto y aprovecharon el “Seatrade Cruise Global 2018”, la feria internacional de navieros estadounidenses, que se celebró del 5 al 8 del presente mes, en Fort Laurdelade, Miami, Estados Unidos, y la cual recibió a más de 11 mil profesionales de cruceros.

En su calidad de invitado y como empresario vinculado al sector, Pedro Joaquín Delbouis, hizo énfasis en la importancia de trabajar de la mano Federación, Estado y Municipio, para garantizar la seguridad del destino y trabajar en la competitividad del mismo.

“Consolidar la confianza de las navieras, agencias de viajes, tour-operadores, líneas aéreas y otros tomadores de decisiones de la industria, a través de la presentación de información positiva y objetiva, debe ser tarea fundamental para evitar afectaciones en la economía de Cozumel”, aseveró Pedro Joaquín Delbouis en distintas reuniones sostenidas con representantes navieros y donde la autoridad municipal brilló por su ausencia.

La visita a la feria internacional de navieros, en la que también acudió Alicia Ricalde Magaña, directora general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), sirvió para mantener la llegada de cruceros a costas del estado de manera normal, ya que del 5 al 11 de marzo, atracaron, conforme a lo programado, los 44 cruceros a costas de Quintana Roo: 32 llegaron a la isla cozumeleña, y 12, a Mahahual.

Para esta semana, del 12 al 18, se tiene programados el arribo de 47 cruceros, sin cancelaciones hasta ahora.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Agencias de Viaje (AMAV) en Quintana Roo, se sumó a las acciones a favor del turismo. En los próximos días, pondrá en marcha una estrategia de manejo de crisis para contrarrestar las alertas de seguridad emitidas a raíz de la explosión el pasado 21 de febrero de un navío de la empresa Barcos Caribe, y la cual está provocando que touroperadores dejen de comercializar Cozumel.

En tanto, el secretario federal de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, informó durante su visita a Playa del Carmen, donde asistió a la Cumbre Mundial del Océano, que la Secretaría de Relaciones Exteriores ya se ha puesto en contacto con la Embajada de Estados Unidos para solicitarle la información de la que dice disponer el gobierno norteamericano, a partir de la cual se basó para endurecer la alerta de seguridad.

Mientras la Federación, Estado, empresarios, prestadores de servicios turísticos, se unen para contrarrestar  la crisis, Perla Tun se queda de brazos cruzados, preparando su campaña política para las elecciones del próximo 1 de julio, lo que ha provocado un gran malestar de los diversos sectores de la localidad. (EnContraste)