Q. Roo, de la guerra sucia a la violencia

0
580

Contrastes

Por Zuleika Cáceres 

Las campañas políticas han pasado de la guerra sucia a la violencia física. Q. Roo, hasta hace unos días, se había librado de lo que ocurre en otros estados del país donde la delincuencia ha cobrado víctimas.

Hoy forma parte de esos destinos donde la competencia electoral se tiñe de rojo. Hace unas semanas se informó de una balacera contra el escolta de una candidata, este sábado fue baleada en su domicilio Rosely Magaña, candidata del PRI a regidora en Isla Mujeres.

Por fortuna la víctima se mantiene estable y su recuperación va en proceso. Pero a partir de estos sucesos ¿cómo garantizar a los ciudadanos y a los contendientes una elección segura y libre de violencia? 

Isla Mujeres es uno de los destinos más seguros de Q. Roo, los hechos de ayer prenden focos rojos sin posibilidad de considerarlo como un hecho aislado. 

La autoridad debe actuar de manera inmediata y garantizar la seguridad del proceso electoral.

Los quintanarroenses no debemos acostumbrarnos a la violencia y menos cuando se trata de un acontecimiento en el que se convoca a la participación ciudadana. Hoy fue una candidata que vive para contarlo, no esperemos que la delincuencia haga de esta elección una tragedia. Los quintanarroenses no lo merecen.

El candidato del PRI a la presidencia municipal de Isla Mujeres, Juan Carrillo Soberanis, condenó el ataque a la integrante de su planilla Rosely Magaña quien recibió varios impactos de bala esta tarde en su domicilio.

Éste sería el primer registro en Q. Roo donde en un proceso electoral hay un ataque directo hacia una candidata.