Terminan las campañas, el saldo es dos muertos

0
254

Contrastes

Por Zuleika Cáceres

A unas horas de concluir las campañas electorales,  en Q. Roo la violencia deja un saldo de dos muertos, una candidata y un militante, ambos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El pasado 3 de junio Miguel Ángel Loo Calvo, quien se desempañaba como coordinador general electoral del PRI en Cancún, fue encontrado muerto en un vehículo, sin aparentes signos de tortura o lesiones y con una cinta adherida a su boca.

“La necropsia fue concluyente en cuanto a que el cuerpo no presentó huellas de violencia, ni  lesiones por arma de fuego o arma blanca”, informó la Fiscalía General del Estado.

Rosely Danilú Magaña Martínez, candidata a regidora de Isla Mujeres por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), falleció a consecuencia de las heridas que provocarán los disparos recibidos en su casa  cuando encabezaba una reunión relacionada con su campaña.

En el ataque en el que también resultó lesionada la activista Lizbeth Pasos Sarabia, la Fiscalía General del Estado informó que no se descarta línea de investigación alguna para esclarecer el caso y detener a los probables responsables. Hasta ahora no hay detenidos. 

Es la primera vez que en Q. Roo se dan hechos de violencia de esta magnitud. Atentar contra la vida de personas era algo inimaginable, no había más registro que la acostumbrada guerra sucia en un proceso electoral.

Y así llegamos al final de una larga contienda, sin responsables ni detenidos por la muerte de dos personas, que se suman a una larga lista de asesinatos en Cancún.

La delincuencia y la impunidad se entienden muy bien mientras no exista justicia.