Cerrando filas

0
186
Contrastes
Por Zuleika Cáceres

Los resultados de la elección del pasado domingo serán tema de un largo proceso al interior de las diferentes fuerzas políticas del país. La recomposición no se percibe nada sencilla y dará mucho para analizar a la nueva oposición, que sobrevive al “tsunami” electoral llamado Morena.

Mientras eso sucede, un grupo de gobernadores emanados del PAN, muestra su voluntad de colaborar con el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La recién creada Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), refrendó ayer su disposición de trabajar de manera conjunta y resolver los problemas y necesidades del país.

Siete gobernadores panistas se pronunciaron por dicho acuerdo. 

De Aguascalientes, Martín Orozco; de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Durango, José Rosas Aispuro; de Puebla, José Antonio Gali Fayad; de Querétaro, Francisco Domínguez; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; y de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Durante la asambla pidieron la renovación de su dirigencia a fin de el blanquiazul pueda  reencontrarse con sus “orígenes, ideales y principios”.

El gobernador de Q. Roo Carlos Joaquín González habría manifestado con antelación su interés de colaborar con quien resultara ganador de la contienda; la prosperidad de la mayoría debe prevalecer sobre los intereses de grupo. 

La GOAN surge en un momento  decisivo para el país;  la certidumbre social, política y económica, deben estar por encima de cualquier interés partidista.

Los ciudadanos mostraron en las urnas que quieren un cambio y los gobernadores se suman a este llamado.