CONTRASTES: El silencio de la FGE

0
239

Por Zuleika Cáceres

Cancún.- La Fiscalía General del Estado a cargo de Miguel Ángel Pech perdió credibilidad, la poca que tal vez quedaba a una institución encargada de procurar justicia.

La errónea detención de Alfredo Silva por el delito de homicidio quedó en evidencia. Se comprobó que el policía acusado no tuvo ninguna responsabilidad en el doble homicidio del pasado miércoles 29 de agosto, pero una injusticia estuvo a punto de ser cometida.

Ahora la FGE tendrá sobre el escritorio un caso más a la espera de esclarecerse, de los cientos que aún siguen impunes y sin resolverse. 

La presión sobre estos hechos pesa sobre un personaje cuya designación estuvo en manos del Congreso del Estado y es la misma legislatura la que tiene la facultad de destituirlo o mantenerlo.

Hasta ahora no hay ninguna reacción de la FGE tras la liberación de Alfredo Silva, prevalece el silencio ante el error y la evidencia. 

El congreso también calla ante una sociedad y una familia agraviada. ¿Qué sigue en el episodio de la justicia?