CONTRASTES: Cometes un delito electoral y puedes ser candidato a consejero del IEQROO

0
84

Por Zuleika Cáceres

Al menos para la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales (OPL) así parece ser. 

El instituto responsable de garantizar imparcialidad en las elecciones, incurre en actos que ponen en entredicho a la institución al aprobar el dictamen en el que proponen como Consejero Electoral del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), a Adrián Almícar Sauri Manzanilla, el mismo que enfrenta una denuncia penal por delitos electorales.

El jefe de Informática del Instituto Electoral de Roo (Ieqroo), está procesado penalmente por uso ilícito del padrón electoral y es sujeto de una investigación interna ante el órgano interno de control del IEQROO. Es de destacar que dicha información fue puesta sobre la mesa de los Consejeros del INE, pero aun así mantienen firme su propuesta para hacerlo consejero electoral. 

Llama la atención que los responsables de respetar la ley, garantizar imparcialidad y credibilidad, hagan a un lado los requisitos de la convocatoria que ellos mismos emitieron y que, en su apartado  “aptitudes e idoneidad”, está muy claro que para estos encargos se debe tomar en cuenta la integridad de las personas propuestas, un requisito indispensable para los órganos electorales que están bajo una constante crisis de credibilidad. 

Surge la versión de que el bloque priísta encabezado por Marco Baños, privilegia el reparto de cuotas al proponer a Amilcar Sauri Manzanilla, personaje fuertemente vinculado con la administración del exgobernador Roberto Borge. 

Así las cosas en las instituciones electorales donde los delitos parecen ser un plus. No diga que no se lo advertimos.