AHORA LOS EMPRESARIOS DECIDEN COMO APLICAR LOS RECURSOS

0
142

Por Zuleika Cáceres

Contrastes

¿De cuando acá los empresarios deciden como aplicar los recursos de un ayuntamiento? ¿Con qué facultades pretenden atribuirse esa responsabilidad sobre un derecho que no corresponde a un gravamen para los hoteleros sino al turista?

Hoy surgió el llamado “bloque empresarial” en contra de lo que llamaron un “impuesto” implementado por el ayuntamiento de Puerto Morelos cuando en realidad se trata de una actualización a la Ley de Hacienda Municipal, anteriormente en manos del municipio de Benito Juárez.

El Derecho de Saneamiento Ambiental es un cobro que se aplicaría a turistas a partir del 1 de enero cuyo recurso estaría enfocado a atender temas ambientales como el fenómeno del sargazo.

Los empresarios se pronunciaron en contra de esta medida pese a que no les afectaría en nada, ya que solo se encargarían de cobrar ese derecho al turista y a su vez ingresarlo al ayuntamiento. 

El llamado “bloque” conformado por el CCE, AMAV, Asociación de Hoteles, Canirac y Acluvaq,  señala que en todo caso dicho cobro no debería estar en manos del ayuntamiento, sino de un fideicomiso en el que el sector empresarial tuviera una representación mayoritaria y en consecuencia decida a que rubros se aplicaría el recurso. Se dan el lujo de atribuirse facultades.

Pero el sector empresarial -el más beneficiado por los gobiernos en turno- fue más allá al señalar que los “impuestos” y la actualización de tarifas en licencias de funcionamiento son onerosas, pero omiten éstas se aplicarían solo a negocios o empresas que aun no existen y que eventualmente se instalarían en el municipio como gaseras, agencias de autos y otras, mientras que en las anuencias de Protección Civil van a la baja, es decir  se salvaguarda la actividad comercial y restaurantera en el municipio. 

En otros destinos tanto dentro y fuera del país, se aplica un impuesto al turismo, cuyo concepto puede variar ya que el recurso se destina a la propia actividad turística, la gestión ambiental, obras, servicios e infraestructura, entre otros y son precisamente los ayuntamientos los encargados de administrar los recursos. 

La postura de empresariado resulta hasta intolerante  a lo que no es desconocido para el sector en el ámbito turístico, todo viajero lo sabe. Como siempre los empresarios se sienten dueños de las decisiones y con poder  en las acciones gobierno. ¿Quién estaría detrás de estos organismos que ahora pretenden manejar los recursos municipales?