Diputados analizan propuesta de Puerto Morelos

0
47

*Isla Mujeres y Tulum van por la misma vía

Por Zuleika Cáceres

El Congreso del Estado no tendría razón para votar en contra  de la actualización de la ley de Hacienda Municipal de Puerto Morelos que contempla el cobro de Derecho al Saneamiento Ambiental dirigido a los turistas que se hospeden en algún hotel del destino.

No sería exclusivo de Puerto  Morelos, en Solidaridad ya se aplica como en otros municipios del país. Isla Mujeres y Tulum van por la misma modalidad.

En 2016 el ayuntamiento de Solidaridad hizo la solicitud ante la XV Legislatura. En ese entonces Cristina Torres Gómez sustentó dicho cobro (no impuesto) para atender el rezago en infraestructura, trabajos de limpieza, compra de equipo y herramientas.

Las protestas no se hicieron esperar, pero los diputados dieron su voto de confianza y aprobaron la medida; dos años después, al término de su gestión, Torres Gómez informó que gracias al recurso obtenido por ese concepto se logró dotar a la dirección de servicios públicos y la ZOFEMAT de vehículos para la limpieza de playas y la recoja de basura, así como la instalación de luminarias en la Quinta Avenida, banquetas y pavimentación.

En el caso de Puerto Morelos no sería distinto. La ley de Hacienda Municipal establece que el cobro de Derecho al Saneamiento Ambiental será destinado al mantenimiento y limpieza de playas, a la atención al problema del sargazo cuyo fenómeno impactó de manera negativa, pero con acciones y esfuerzos de los tres niveles de gobierno se logró contrarrestar la situación que ameritó la declaratoria de emergencia. 

En resumen, los diputados tendrían que medir con la misma vara la propuesta de Puerto Morelos, finalmente lo que se recaude por turista será aplicado en obras para beneficio del destino que, en poco tiempo, ha logrado posicionar su marca. 

Los empresarios lejos de rezongar por algo que no les afecta, deberían colaborar con la autoridad municipal. Bastante gozan a través un pésimo concepto como lo es el “Todo Incluido” que lejos de aportar a la economía daña al comercio. La derrama económica debiera llegar a todos por igual y no a unos cuantos.  

El cobro de ese derecho se ha venido aplicando en diferentes destinos, no sería nada nuevo y no afectaría en absoluto a los habitantes porque quien lo paga es el turista, los hoteleros únicamente serían receptores de ese recurso.