La sociedad debe castigar moralmente a quien violente a la mujer: Arcila

0
45

Chetumal, Quintana Roo a 06 de diciembre de 2018.- Los agresores de mujeres deben de ser replegados, castigados moralmente por la sociedad y por supuesto condenados, declaró el presidente de la Gran Comisión de la XV Legislatura del Congreso del Estado, diputado Eduardo Martínez Arcila.

En conferencia de prensa, el legislador se refirió al lamentable caso de la mujer que el domingo pasado fue severamente golpeada en su domicilio en Chetumal, “la sociedad tiene que castigar moralmente al hombre que lastime a una mujer, ese será su peor castigo, ser señalado de golpear mujeres a donde vaya, tenemos que replegar a los agresores”, manifestó.

Expresó que aunado a la condena legal, los agresores necesitan tener un castigo ante la sociedad, ser rechazados y señalados, para que de esa manera no se olvide el daño que hicieron.

En la sociedad, dijo, tiene que existir cero tolerancia ante la violencia de cualquier tipo hacia las mujeres, es un trabajo de todos, por ello es muy importante denunciar, no se puede ser cómplice de ningún tipo de comportamiento violento que vulnere a las mujeres.

El diputado Eduardo Martínez, pidió a las autoridades de justicia en el estado, ser implacables en la aplicación de la ley en contra del presunto agresor de la mujer que casi pierde la vida, dijo que, bajo ninguna circunstancia, el estado puede tolerar la violencia y por el contrario debe salvaguardar a las mujeres.

Recordó que entorno a este caso, el pleno de la XV Legislatura aprobó un punto de acuerdo en el que exhortan al presidente municipal de Othón P. Blanco, a que inicie una investigación y en su caso, destituya al juez calificador involucrado en estos hechos.

De igual forma, se exhorta al titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, para que instruya a los elementos policiacos a cumplir y respetar el “Protocolo de Actuación del Primer Respondiente”, el “Protocolo de Actuación Policial en materia de Género”, así como diversas leyes en la materia.

Martínez Arcila, lamentó que, en un caso tan grave de violencia de género, se presuman omisiones por parte de diversas autoridades, por ello, insistió en que el policía que dejó en libertad al presunto agresor sea castigado y si recibió la orden de algún superior para actuar de esa manera, que también tenga consecuencias. (Redacción)