“Monstruo de Ecatepec” se comió en tamales a una de sus víctimas

0
201
Pocket

1, febrero.- Nueve meses después de la desaparición y asesinato de su hija, María Guadalupe Hernández por fin podrá velar los restos de la joven.

Desde abril de 2018, Arlet Samata Olguin Hernández fue reportada como desaparecida; en octubre, las autoridades del Estado de México informaron que la joven de 22 años fue víctima del “monstruo de Ecatepec“, Juan Carlos “N” y su pareja Patricia “N”.

De acuerdo con información difundida en Imagen Televisión, la pareja citó a Arlet en su departamento ubicado en Playa Tijuana, Ecatepec, para supuestamente venderle un pantalón. Fue entonces cuando Juan Carlos la asesinó en un sillón y después la destazó en el baño.

Sus restos fueron preparados por los “monstruos” en tamales, empanizados y en bistec, ya que a Carlos le gusta la carne humana desde que tenía 22 años, cuando empezó a asesinar mujeres.

“Me siento muy mal porque cuando yo supe que ya lo iban a detener, pensé que iba a abrazar a mi hija, no pensé que la iba a encontrar así”, declaró la madre de Arlet al medio citado, quien recibirá sus restos este sábado.

En la entrevista que las autoridades hicieron a Juan Carlos, este declaró que durante las investigaciones de los feminicidios en Ecatepec, una fiscal se presentó en la vivienda de Playa Tijuana, pensó que subiría a su departamento, donde aún había restos de Arlet, en caso de ser así, tendía que asesinarla. (Radios Fórmula)

Print Friendly, PDF & Email