Pocket
Print Friendly, PDF & Email

El narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán fue sentenciado en Estados Unidos a cadena perpetua, tras haber sido declarado culpable de ocho cargos de crimen organizado y narcotráfico.

Por el cargo nueve, de portación de arma, fue sentenciado a 30 años de prisión, además de que por el cargo 10, de lavado de dinero, le dieron 240 meses de cárcel.

La sentencia fue ejecutada en la sala 8D que presidió el juez Brian Cogan, en la Corte Federal del distrito este de Nueva York.

Al leer la sentencia, el juez Cogan dijo que hubo “montañas de evidencia” que condenaban al líder del cártel de Sinaloa y dejó en claro que durante el juicio “vi las características criminales más terribles de toda mi vida como juez”.

El capo fue hallado culpable en febrero pasado. Aunque Estados Unidos inicialmente fincó 17 cargos a Guzmán Loera, sólo se acusó de 10.

En esta acusación se incluye su relación con los líderes del cártel del Norte del Valle y con otros distribuidores; 26 violaciones a la normas internacionales que prohíbe la distribución de cocaína, heroína y mariguana y la conspiración para cometer asesinato entre enero de 1989, meses antes de la detención de Miguel Ángel Félix Gallardo, El Jefe de Jefes, y septiembre de 2014, semanas después de la segunda captura de Guzmán Loera. (Con información de Milenio)