Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Puerto Morelos, Quintana Roo, 21 de julio de 2019.-Con la finalidad de armonizar las normas municipales con el Sistema Nacional Anticorrupción, el Ayuntamiento alineó el Código de Ética de los Servidores Públicos con base en lo establecido en los lineamientos federales en la materia, a su vez actualizó el Código de Conducta que viene a reforzar los conceptos para un desempeño óptimo de los empleados municipales y la certeza a los ciudadanos de una atención transparente y de calidad, destacó la presidenta municipal, Laura Fernández Piña. 

 

La alcaldesa mencionó que el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción emitió a finales del año pasado  nuevos lineamientos para la emisión de los códigos de Ética en el país, en los que se establecen los principios legales y constitucionales que deben regir el servicio público tales como la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad, eficiencia, disciplina, objetividad, rendición de cuentas, y el catálogo de valores, como el respeto a derechos humanos, equidad de género, etc. 

 

La también presidenta de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm), Laura Fernández, mencionó que en Puerto Morelos hay una experiencia de trabajo en este rubro, pues en la anterior gestión se implementó el primer Código de Ética y de Conducta que entraron en vigencia en el año 2017 y fue parte de la construcción del andamiaje administrativo y elaboración de normas en el arranque de funciones del primer Ayuntamiento. 

 

Sin embargo, dijo, ante la nueva disposición del gobierno federal, la Contraloría Municipal  comenzó a trabajar en la creación del nuevo Código de Ética, Código de Conducta y Carta Compromiso, y una vez que fueron emitidos estos documentos por esta dependencia y valorados por la Consejería Jurídica, se turnaron para su aprobación en la XX Sesión Ordinaria de Cabildo. 

 

“De esta manera damos cumplimiento al Artículo 16 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas que establece la obligación de emitir un Código de Ética en el que se especifique de manera concreta la manera en que los servidores cumplen los principios, valores y reglas de integridad, vinculadas a la misión, visión, objetivos y atribuciones de cada servidor”, detalló la alcaldesa. 

 

Por su parte, el contralor municipal, Raymundo Martínez Rivera, explicó que en el nuevo Código de Conducta se presenta un catálogo de 34 principios que fortalecen el actuar de los servidores públicos y proporcionan un ambiente de confianza, legalidad y transparencia, al dar orientación en materia ética en el desarrollo de las funciones.  

 

Entre algunos de sus conceptos, dijo, se motiva la denuncia ante las instancias correspondientes de todo tipo de actos de corrupción, de conductas irregulares o uso inadecuado de recursos. 

 

También se insta a proporcionar un servicio honesto para que la gestión de gobierno sea eficaz y de calidad, continuando a la mejora continua, optimización de recursos y modernización de la administración municipal, entre otros, finalizó.