Pocket
Print Friendly, PDF & Email

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, anunció las primeras acciones legales que se tomarán luego del tiroteo ocurrido el pasado sábado en El Paso, Texas, en el que seis mexicanos murieron y siete más resultaron heridos.

El canciller mexicano anunció que formalizará una demanda por terrorismo en agravio de la comunidad mexico-norteamericana y de los mexicanos en Estados Unidos. “Que yo sepa, sería la primera demanda de esta naturaleza en la historia”.

Ebrard Casaubón aseguró que su dependencia se encuentra en contacto con las familias de las víctimas para brindarles asesoría y acompañamiento.

Además, la Fiscalía General de la República (FGR) evaluará si solicita la extradición de los responsables por este hecho.

“Se hará una valoración el solicitar si hay elementos necesarios, extradición del autor o los autores, de este hecho”, asegura Ebrard Casaubón.

El funcionario señaló que se buscará conocer quién fue la persona que vendió el arma a Patrick Crusius, presunto responsable del ataque, y reiteró que el tema de las armas de fuego es crucial. “Urge a que tomemos las acciones legales correspondientes en materia de armas”, expresó.

México entregará una nota diplomática a Estados Unidos para solicitar que se fije una posición clara y contundente contra los crímenes de odio.

Anunció que se llevarán a cabo reuniones emergentes en los consulados para que los diplomáticos sepan cómo deben proceder para proteger a los mexicanos en Estados Unidos. Los encuentros se llevarán a cabo en Texas, California, Chicago, Nueva York y Atlanta, por ahora.

Por otra parte, se organizará un encuentro con países de habla hispana que tienen comunidades en los Estados Unidos para promover la defensa de sus derechos y cultura.

“México está indignado, pero no proponemos el odio contra el odio, actuaremos con la razón y el apego a la ley, con firmeza”, aseveró.

“Entendemos que el pueblo de los Estados Unidos también está de luto, nosotros aspiramos a que lo que vivimos este fin de semana, nunca más se repita”, concluyó. (López-Dóriga)