Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Cancún, 17 de agosto (Infoqroo).— En Quintana Roo muchos inmuebles se compran como inversión; en Tulum lo hacen principalmente extranjeros, en tanto que en Benito Juárez (Cancún) y Solidaridad (Playa del Carmen) son mayoritariamente nacionales, manifestó María Laura Rojas Muñoz, directora comercial de Expo Inmobiliaria México.
Asimismo, destacó que los nacidos entre 1981 y 1999, que hoy tienen entre 16 y 36 años, “muchas veces lo que hacen es invertir para tener dinero para poder viajar y venir a vacacionar”.
Son prácticos y eficaces: la mayoría busca un inmueble céntrico o cercano a su empleo, con acceso a medios de transporte, centros comerciales y espacios de esparcimiento, añadió.
“Cada año hay mucha más oferta inmobiliaria, más oferta hotelera, más cuartos para ofrecer, diversidad también de apartamentos”, añadió.
En entrevista previa al anuncio del 4thReal Estate Business Summit Riviera Maya 2019, la organizadora del evento indicó que las zonas predilectas para los millennials en Cancún son el sur, el centro y la zona de la Huayacán; no obstante, rechazó una sobreoferta, pese a que cada día se construyen más desarrollos y viviendas.
Lo que ha pasado es que tal vez no se está construyendo tan rápido como antaño, lo que de alguna manera ayuda a que haya un poco más de planeación, que es lo que algunas entidades están buscando, apuntó.
Según la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), al cierre de 2018, tres de cada 10 créditos hipotecarios fueron otorgados a personas de entre 25 y 36 años, y el Infonavit, que es el principal proveedor de esos préstamos, indica que, de los 61 mil 752 empréstitos que otorgó en el primer bimestre del año, casi 32 mil fueron para esa generación.
“Al final, algunos millennials compran por inversión, no tanto por vivir, esa es una parte muy importante. Sabemos que aquí la oferta inmobiliaria realmente está más dirigida a las personas que quieren invertir y ellos muchas veces lo que hacen es invertir para tener dinero para poder viajar”, expresó.
Hay una serie de mitos en torno a ese segmento: se dice que no les gusta el compromiso, que tampoco se les da el ahorro, en temas laborales buscan ser su propio jefe o, incluso, no desean comprar una vivienda porque prefieren compartir espacio con un familiar o amigo y repartir los gastos mensuales que demanda el paso a la “independencia”.
En ese sentido, Laura Rojas especificó que la compra de bienes inmuebles por parte de los millennials está diversificada: hay zonas buscadas más por el nacional, como Cancún, y es que 48 por ciento de los compradores pertenecen a esa generación, que actualmente impulsa un cambio en la industria debido a su estilo de vida inmerso en la tecnología.
“Te puedo decir que Tulum está dirigido al extranjero; sin embargo, sí hay muchos nacionales que también están invirtiendo, pero está mucho más dirigido al internacional. Playa del Carmen, por ejemplo, ya del lado de la Quinta (Avenida) no desarrolla tanto como del otro lado del ejido. Yo creo que de cada 10 millennials que pueden comprar cuatro lo hacen por inversión.”