Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Cancún, 21 de agosto (Infoqroo).— En lo que va de la administración del gobernador Carlos Joaquín González se han entregado cerca de 700 mil kits de uniformes escolares, con una política que toca a dos terceras partes de la población de manera directa o indirecta, ya sea como usuarios o, incluso, participando en su fabricación, manifestó el oficial mayor de Gobierno, Manuel Alamilla Ceballos.
Según dijo, esta política constituye un aporte económico importante para las familias, que en cada inicio de ciclo escolar tenían que gastar en útiles, mochilas y uniformes.
La visión del Gobernador desde el comienzo de su administración es que en un Estado con tantas inequidades y desigualdades, como Quintana Roo, se generen oportunidades de acceso a mejores estadios de desarrollo en los ámbitos, social, cultural y económico, añadió.
De acuerdo con el funcionario, el programa de uniformes escolares va en el sentido de generar igualdad de oportunidades en todos los niños de educación básica, que no haya discriminación ni diferencias de acceso por el tema económico y que se generen oportunidades para ellos, para un mejor desarrollo.
Este año se entregarán 236 mil 635 kits de uniformes escolares, más de 170 mil mochilas y más de 170 mil paquetes de útiles escolares y, a diferencia del año pasado, las empresas que ganaron la licitación harán la entrega de manera directa en cada centro escolar con la obligación de instalar en cada cabecera municipal un centro de canje para que los padres de familia puedan ir a cambiar de manera gratuita los uniformes en caso de que no le queden al niño.
Los uniformes que entregamos son de extraordinaria calidad, porque lo que buscamos es hacer políticas sociales de calidad que otorguen dignidad a los beneficiarios, continuó. Puedo asegurar que muchos de los uniformes de la primera licitación siguen sirviendo a los niños.
Alamilla Ceballos indicó que para garantizar que los uniformes duren mucho se someten a 14 pruebas de calidad, para asegurarse de que realmente sean una ayuda de carácter permanente para la economía familiar.
Asimismo, apuntó que este programa considera al 100 por ciento de los niños de educación básica, con prioridad en la educación especial, indígena y programas del Conafe, en los lugares donde hay más inequidades.
Eso implica un gran esfuerzo de gobierno, no sólo en la planeación, sino también en la erogación de un gasto que se traslada de manera directa a las familias. Algo que a veces no se comenta mucho es que este tipo de contratos también generan economía para los fabricantes y, en este caso, para muchos talleres y personas físicas que participan en la confección de gran número de uniformes. Creemos que esto va a ayudar también a la economía de los municipios donde se están haciendo.
Por último, recordó que ayer fue la fecha límite para la entrega, pero en algunas escuelas se retrasó porque el personal docente ha tenido cursos y fue necesario reprogramar la entrega, además de que hay escuelas que tienen doble turno.