Pocket
Print Friendly, PDF & Email

La Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó una demanda de amparo promovida por el hijo de Arturo “El Negro” Durazo, quien pretendía recuperar la residencia que edificó su padre en Zihuatanejo, Guerrero, conocida como “El Partenón”.

La nota publicada por el portal de Excélsior señala que a propuesta del ministro Fernando Franco González Salas, la Segunda Sala consideró infundado un recurso de reclamación que impugnaba el desechamiento del juicio impulsado por Francisco Arturo Durazo Garza, hijo del ex jefe policiaco de la Ciudad de México.

Cuando “El Negro” Durazo fue detenido en 1984, la residencia quedó bajo el resguardo del Gobierno Federal y después inició una disputa legal entre ejidatarios, fidecomisos y el gobierno estatal quienes pelearon por el inmueble.

Posteriormente, el gobierno de Guerrero consiguió la expropiación en 1989, iniciando así un pleito legal con la familia de Durazo, que finalizó en 2004 con un fallo a favor del gobierno estatal, por parte del Tribunal de Justicia Administrativa de la entidad.