Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Cancún, 12 de septiembre (Infoqroo).- El gobierno estatal a través de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO) invertirá 20 millones de pesos para adecuar el antiguo Hospital General de Cancún y habilitarlo como la primera Fábrica de Artes y Oficios (FAROS) en Quintana Roo, informó la encargada de despacho de la dependencia, Rocío Moreno Mendoza
En conferencia de prensa que ofreció en Punta Sam, explicó que el “rescate” del inmueble forma parte del Modelo de Prevención Quintana Roo e incluye espacios públicos en deterioro que puedan ser un factor de riesgo para la sociedad.
Sostuvo que el objetivo es darles utilidad en acciones preventivas, destacando así la primera Fábrica de Artes y Oficios (FAROS), que se ubicará en el municipio de Benito Juárez, en el inmueble del antiguo Hospital General.
Explicó que el FARO ofrecerá talleres relacionados con la cinematografía a través de la tecnología digital, desde cómo elaborar un guión, maquillaje, actuación, danza, música y muchos más; las personas que participen saldrán con un certificado oficial para que puedan ser empleados en cualquier empresa.
Asimismo, agregó que, para mejorar la calidad de vida de policías, ministeriales y custodios y sus familias, se integró el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y el Consejo Consultivo Ciudadano de Reinserción Social de Personas Privadas de la Libertad, para prevenir la reincidencia de aquellas personas que han infringido la ley y contribuir a su reinserción social.
La encargada de despacho de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO), Rocío Moreno Mendoza junto con el equipo de subsecretarios, encabezó la conferencia de prensa “El Informe a Detalle”, para dar detalles del trabajo realizado durante 2018-2019, así como los resultados acumulados en los tres años de la actual administración.
Durante la conferencia realizada en las instalaciones de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (APIQROO), destacó que en un mes aproximadamente iniciarán los trabajos en el inmueble, abandonado desde hace dos años y que se convirtió en un lugar inseguro.
El edificio se encuentra en la súper manzana 65.