Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Por Zuleika Cáceres

Colombia no hace nada frente a la problemática de la violencia originada por el tráfico de drogas y sus cárteles, situación que ha repercutido en otros países como México y pareciera que estamos condenados a vivir con ello, señala el activista por la paz Jorge Lara Restrepo.

El hijo del ex ministro de Justicia de Colombia, Rodrigo Lara Bonilla, quien fue asesinado en 1984 por el Cartel de Medellín, tras una intensa lucha contra el narcotráfico, reconoce que la problemática que enfrenta la sociedad mexicana deriva de esos carteles que las autoridades se niegan a enfrentar desde su país.


“Y decir que 70% del problema mundial de la cocaína proviene de mi país… Colombia. Pido perdón por nuestros inútiles presidentes que desde hace casi 40 años  conviven con este flagelo… como si no fuera nada importante y tuviésemos que estar condenados a convivir con ello”.

Lara Restrepo hace referencia a la lucha emprendida por su padre hace más de 30 años, de como fue silenciado por aquellos grupos delincuenciales y la incapacidad de  los gobiernos para hacer frente a la violencia.

“Quienes lucharon y denunciaron como mi padre fueron cobardemente silenciados. Colombia no hace nada y el inexperto gobierno de turno parece cerrar los ojos frente a la problemática. No saben, ni quieren luchar realmente”, lamenta.

Jorge Lara es realizador audiovisual y conferencista. Su mensaje de paz y reconciliación llega a los jóvenes, a las cárceles y a los diferentes sectores vulnerables al flagelo de las drogas.

Los hechos ocurridos en Culiacán,  Sinaloa, no son cosa menor como tampoco la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de liberar al hijo de “El Chapo”. La noticia ha generado reacciones en el mundo.

Jorge Lara  opinó que “para mejorar el ambiente allá… (en México) hay que solucionar acá…(en Colombia) hagan presión a la comunidad Internacional para que Colombia tome medidas reales porque nuestra problemática se destinó sobre los países hermanos”, dijo.