Pocket
Print Friendly, PDF & Email

Playa del Carmen, 2 de diciembre (Infoqroo).— Luego de tres noches de intensas emociones y ritmos, anoche concluyó el Festival de Jazz de la Riviera Maya con la presentación de los arreglos vocales de New York Voices, la agrupación inglesa PBug y la súper banda de reggae UB40, que en conjunto elevaron, una vez más, la calidad de esta gala musical, que en tres jornadas atrajo a más de 40 mil personas.
De acuerdo con un boletín, la noche del domingo los tres grupos musicales ofrecieron lo más selecto de su repertorio en una noche cálida de diciembre frente al mar Caribe. Gran Hyatt Playa del Carmen y Mamitas Beach Club fueron el marco para este evento, que llenó de ritmos, sabor y emociones las playas de la Riviera Maya.

Desde el escenario, Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística del Estado de Quintana Roo, reconoció que este esfuerzo compromete a mantener el impulso de promoción turística de los destinos del Caribe Mexicano y la tarea del gobierno del Estado por aportar las mejores condiciones para que eventos como el festival reporten buenos beneficios a todos los sectores de la industria turística del Estado.
Y es que, el Festival de Jazz de la Riviera Maya se supera una vez más al seleccionar a prestigiados músicos para este evento, que en esta ocasión contó con un programa alterno con 26 conciertos, con bandas locales, en centros educativos de esta ciudad, para incentivar la apreciación musical, la creación artística y estética y recuperar el tejido social.

En tres noches llenas de pasión, armonías y mucha entrega profesional, nueve agrupaciones musicales ofrecieron sus máximas expresiones con una poderosa energía. En su primera noche, el festival recibió a la leyenda cubana Jesús “Chucho” Valdés y su Jazz Batá, a la destacada vocalista Magos Herrera y al funk urbano de Sr. Mandril, que gestó una apertura de encuentros con los ritmos modernos, la pasión y la energética música afrocubana.
En la segunda noche, las emociones no decayeron. Troy Andrews, mejor conocido como Trombone Shorty y su banda Orleans Avenue, la solista brasileña Eliane Elias y la revelación del festival Natalia Marroquín desbordaron el escenario ofreciendo jazz clásico, bossa nova, soul y funk tradicional y apasionando.
Previamente, Cirque du Soleil ofreció de manera especial, Rola Bola, extracto del espectáculo Joyá que se presenta en su sede en Riviera Maya.

Y en su jornada de cierre, el festival recibió en el escenario al cuarteto New York Voices, a las bandas inglesas PBug (Petter Biggins Under Ground) y UB40, que motivaron a las más de 15 mil personas asistentes esta noche y que les valió un respaldo clamoroso por sus interpretaciones.
Flota Ocampo destacó que este tipo de eventos, que se completó con absoluta calma y seguridad, impulsa a los destinos turísticos internacionales de Quintana Roo, respaldando el esfuerzo por posicionar a Cancún, Riviera Maya, Playa del Carmen, Cozumel, Isla Mujeres, Tulum, Mahahual, Bacalar y Chetumal, como puntas de lanza de la imagen de México en destinos de sol y playa, pero también de cultura y espectáculos.

Señaló que el esfuerzo del gobierno del Estado permite que eventos como el Festival de Jazz de la Riviera Maya cumpla su décima séptima edición, posicionándose entre los diez más importantes del mundo en este género.
Según dijo, el festival ofrece una amplia gama de expresiones artísticas internacionales, privilegiando desde luego al talento mexicano que logra compartir los foros con leyendas vivientes de la música y que les permite también compartir sus créditos artísticos.
Finalmente, reveló que aún no está completa la lista de artistas que podrían estar en Playa del Carmen en la décima octava edición, pero que ya se trabaja en las agendas de connotados creadores y músicos internacionales para concretar acuerdos.