junio 15, 2021

En Contraste

Spanish News Today Últimas noticias, información sobre estilo de vida y turismo en español de toda España.

Aumenta la presión contra Duke en Colombia tras protestas de una semana | El mundo

Miles de personas salieron a las calles Colombia El miércoles (5) contra el gobierno del presidente Ivan Duke, 24 personas se volvieron violentas al final de una semana de protestas, la mayoría de las cuales fueron asesinadas a tiros.

“Duele la sordera de un gobierno sordo (que) quiere enviar fuerzas generales en lugar de ayudar. [o povo]Quiere ayudar a los bancos, a las grandes empresas ”, dijo a la AFP Héctor Kyunimi, un estudiante de 19 años que protestaba en Bogotá.

Estudiantes, sindicatos, pueblos indígenas y otros sectores tomaron las calles de la capital, Bogotá y Medellín en el noroeste, y Galle en el suroeste, luego de un estudio de la comunidad internacional que condena las violaciones de la fuerza general. .

Policía visto fumando una lata de gas lacrimógeno durante el día – Foto: AP Photo / Fernando Vergara

Una semana después de la movilización, el gobierno dio luz verde y acordó reunirse con los sectores en incumplimiento “la próxima semana”, dijo Miguel Cepalos, asesor presidencial.

Miles de manifestantes enmascarados marcharon frente al palacio presidencial por la tarde en la Plaza de Bolívar en Bogotá. Un grupo intentó ingresar al Congreso, pero fue dispersado por la policía.

Otras reclamaciones

Lo que comenzó como una manifestación pacífica el 28 de abril en rechazo a la reforma tributaria ya retirada se ha convertido en feroces luchas contra el gobierno conservador que llegó al poder en 2018.

Manifestantes se defienden con cañones de agua durante un enfrentamiento con la policía en Bogotá, Colombia, el miércoles (5) – Foto: AP Photo / Fernando Vergara

Las demandas de los manifestantes son variadas: mejores condiciones de salud, educación, seguridad en las regiones, detener los abusos policiales contra los manifestantes.

“La policía nos está atacando (…), no somos carnívoros”, criticó Natalia, de 36 años, sin dar su apellido, protestando con un grupo vestido de luto.

Los mítines fueron en su mayoría tranquilos, pero en algunas ciudades se volvieron violentos. Hasta el martes, al menos 24 personas murieron (18 disparos), más de 800 resultaron heridas y 89 estaban desaparecidas, según cifras oficiales. La policía abrió fuego contra los manifestantes y hubo más de 30 muertos, según las ONG.

Las autoridades registraron a tres policías que resultaron heridos en el tiroteo.

Miles de indígenas gritaron “protesta” ante las manifestaciones en Galle (suroeste). Tras un desfile masivo de músicos y artistas en Medellín (noroeste), terminó en protesta.

Condena internacional

Frente a la condena de la comunidad internacional a los ataques policiales contra civiles, la presión en las calles no va a desaparecer.

De Colombia en Bogotá el miércoles (5) gas lacrimógeno disparado por la policía durante los enfrentamientos al oponerse a una pieza del oponente usa un árbol – Foto: AP Photo / Fernando verkara

Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch pidieron la paz y exigieron garantías gubernamentales en medio de las protestas.

También ha habido 76 ataques a periodistas, incluidos 10 heridos por las fuerzas de seguridad, según Reporteros sin Fronteras.

Bogotá vivió este martes una noche tensa. El ayuntamiento local dijo que 30 civiles y 16 policías resultaron heridos en el enfrentamiento con los soldados, que afectó a 25 comisarías.

La violencia también estalló en Galle el lunes, matando a cinco personas e hiriendo a treinta.

Por el lado del gobierno, la FIRC se retiró del acuerdo de paz firmado en 2016. ELN, la última guerrilla y bandas de narcotraficantes reconocidas en Colombia.

“Hemos visto incidentes de policías muertos a tiros. Esto no es una protesta, este enfoque naturalista es un crimen”, dijo Duke en un comunicado a Radio Blue, apoyando las acciones de las fuerzas de seguridad.

Además de la movilización y los disturbios, hubo bloqueos en las principales carreteras de Galle, lo que provocó escasez de gas y preocupación por el desplazamiento de camiones que transportaban oxígeno y suministros médicos en medio de la epidemia.

Policías con equipo antidisturbios irrumpieron el miércoles en una manifestación en Bogotá, Colombia, y sacaron a cientos de manifestantes en un camión. Foto: AP Photo / Fernando Vergara

El llamado Comité de Desempleo, que une a los sectores descontentos, dijo que estaba abierto a conversaciones directas con el presidente sin intermediarios.

El Ministerio de Defensa envió 47.500 soldados a zonas de todo el país. Galle solo tiene 700 soldados, 500 hombres de la fuerza rebelde (Esmat), 1.800 policías y dos helicópteros adicionales. Desde el fin de semana, el ejército también ha estado patrullando la capital.

Bajando en popularidad (33%), el presidente Duke se ha enfrentado a protestas masivas desde 2019, plagadas de insatisfacción inducida por la epidemia en un país asolado por más de medio siglo de conflicto armado.

A pesar del rechazo del presidente a la iniciativa de reforma tributaria y la renuncia del ministro de Hacienda, las enfermedades posteriores al conflicto parecían haberse asentado en uno de los países más desiguales del continente, con un 16,8% de desempleo y una pobreza que alcanzaba un 42,5%.

“El hambre es una epidemia, una injusticia”, dijo el estudiante de sociología Fabián Guerrero, de 22 años.

Vídeos: G1 más vistos en los últimos 7 días

READ  Conflicto entre israelíes y palestinos: el historiador dice 'conflicto ignorado por el mundo'