junio 15, 2021

En Contraste

Spanish News Today Últimas noticias, información sobre estilo de vida y turismo en español de toda España.

Los científicos dicen que la inmunidad al virus corona puede durar años

Inmunidad al virus corona Según dos nuevos estudios, dura al menos un año y mejora con el tiempo, especialmente después de la vacunación. Los hallazgos ayudarán a abordar el temor persistente de que la protección contra el virus sea de corta duración.

En general, estos estudios sugieren que la mayoría de las personas que se recuperan después de recuperarse de COV-19 no necesitan una dosis de refuerzo.

Aquellos que han sido vacunados sin infección pueden necesitar dosis más altas, así como una minoría que ha sido infectada, pero no ha desarrollado inmunidad.

Ambos documentos examinaron a personas que habían estado expuestas al virus corona un año antes. Las células que contienen la memoria del virus pueden permanecer en la médula ósea y producir anticuerpos cuando sea necesario, según un estudio publicado el lunes en la revista científica Nature.

Otro estudio revisado para la publicación de Nature encontró que estas células B de memoria maduran al menos 12 meses después de la infección inicial.

“Este trabajo es consistente con la creciente literatura científica, que sugiere que la inmunidad al SARS-Cowie-2 producida por la infección y la vacuna ha estado implicada durante mucho tiempo”, dijo Scott Hensley, inmunólogo de la Universidad de Pensilvania que no participó en la investigación. .

Los estudios demuestran que reducen el riesgo de desarrollar inmunidad al virus. Virus corona que causan el resfriado común. Sin embargo, Hensley dice que esos virus cambian significativamente cada pocos años. “La razón por la que nos infectamos con el virus corona una y otra vez en la vida puede estar más relacionada con la variabilidad de estos virus que con el sistema inmunológico”.

READ  El animal pasa 24.000 años bajo el microscopio congelado y despierta en 2021

De hecho, las células B de memoria producidas en respuesta a la infección por SARS-Cowie-2 y mejoradas por la vacunación son tan poderosas que dominan incluso las variantes del virus y niegan la necesidad de refuerzo. Brasileño Michael Nucensweek, Inmunólogo de la Universidad Rockefeller de Nueva York, dirigió el estudio sobre la maduración de la memoria.

“Las personas que han sido vacunadas y luego vacunadas en realidad tienen una mejor reacción, un mejor anticuerpo porque siguen desarrollando anticuerpos”, dijo. “Espero que duren mucho tiempo”.

El resultado no se aplica a la protección obtenida por las vacunas solamente, porque la memoria inmunológica puede regularse de manera diferente después de la inmunización, en comparación con las siguientes infecciones naturales.

Esto significa que las personas que no tienen Covit-19 y no son inmunes pueden necesitar una dosis de refuerzo, dijo Nusensweek. “Lo sabremos muy pronto”.

Al encontrarse por primera vez con el virus, las células B se multiplican rápidamente y producen altos niveles de anticuerpos. Cuando se resuelve una infección grave, una pequeña cantidad de células se asienta en la médula ósea y continúa excretando pequeñas cantidades de anticuerpos.

Para estudiar las células B de memoria específicas para el nuevo virus corona, los investigadores dirigidos por Ali Elebeti de la Universidad de Washington en St. Louis analizaron la sangre de 77 personas en intervalos de tres meses, comenzando aproximadamente un mes después de la infección por el virus corona. Sólo 6 de 77 han sido admitidos en el Hospital Govt-19; El resto tenía síntomas leves.

Los niveles de anticuerpos en estos individuos disminuyeron rápidamente cuatro meses después de la infección y luego disminuyeron lentamente en los meses siguientes. Los resultados están en línea con los resultados de otros estudios.

READ  El equipo viaja 500 km sin rumbo fijo y causa daños.

Algunos científicos han descrito la disminución como una señal de un debilitamiento del sistema inmunológico, pero los expertos dicen que esto es exactamente lo que se esperaba. Si hay niveles altos de anticuerpos en la sangre de cada patógeno al que se enfrenta el cuerpo, rápidamente se convertirá en un coágulo espeso.

En cambio, los niveles de anticuerpos en la sangre disminuyen drásticamente después de una infección grave, mientras que las células B de memoria permanecen en la médula ósea, listas para activarse cuando sea necesario.

El equipo de Elobed recibió muestras de médula ósea de 19 personas. Quince tenían células B de memoria detectables, pero no cuatro, lo que sugiere que para algunas estas células pueden ser demasiado pequeñas o ninguna.

“Me dice que incluso cuando una persona está infectada no significa que tenga una mejor respuesta inmunológica”, dijo Elebedi. Estos hallazgos refuerzan la idea de que los sobrevivientes del gobierno 19 deben vacunarse, dijo.

El equipo de Nusenseweek estudió cómo maduran las células B de memoria con el tiempo. Los investigadores examinaron la sangre de 63 personas que se recuperaron de Govt-19 hace un año. La mayoría de los participantes tenían síntomas leves y 26 recibieron al menos una dosis de la vacuna de Moderna o Pfizer / Bioendech.

Anticuerpos neutralizantes llamadosLa necesidad de prevenir la recaída del virus se mantuvo sin cambios durante 6 a 12 meses, mientras que los anticuerpos asociados, pero menos importantes, desaparecieron lentamente, encontró el equipo.

A medida que las células B de memoria continúan evolucionando, los anticuerpos que producen desarrollan la capacidad de neutralizar tipos de variantes aún mayores. Esta maduración persistente puede ser causada por una pequeña porción del virus transmitido por el sistema inmunológico.

READ  El buque de guerra más grande de Irán se hunde en el Golfo de Omán | El mundo

Los resultados del estudio de Nussenweek sugieren que las personas que han sido vacunadas desde que se recuperaron de Covit-19 continuarán teniendo el nivel más alto de protección contra posibles variantes, incluso sin recibir una vacuna de refuerzo.

“Es casi exactamente lo que esperamos de una buena reacción de las células B de memoria”, dijo Marion Pepper, inmunóloga de la Universidad de Washington en Seattle que no participa en una nueva investigación.

Traducción de Luis Roberto M. Conewolves